NOSOTROS

Afincados en Sabadell, con una experiencia de más de veinte años en la fotografía profesional, seguimos evolucionando para poder ofrecer a nuestros clientes, desde el trabajo más tradicional, hasta las últimas tendencias que apuntan hacía un enfoque más relajado y natural, cubriendo todos los aspectos de la fotografía en un estilo moderno.

Impartiendo seminarios por diferentes lugares y, compartiendo nuestros conocimientos con otros fotógrafos, no dejamos de asistir a cursos, talleres y congresos para superarnos día a día y poderlo ofrecer a nuestros clientes.

***

NUESTRO ESTILO DE TRABAJO EN UN DÍA DE BODA...

El día de la boda es un gran acontecimiento, por eso nosotros tenemos la responsabilidad de tratar este evento como si fuera el más importante del año, porque, para los novios es exactamente así.

Tratamos de que cada fotografía transmita, en medida de la posible, un sentimiento relajado, natural y espontáneo, con el propósito de obtener un documento divertido y honesto del día tal y como fue.

Es importante incluir algunas de las imágenes tradicionales ya que es lo que espera mucha gente. La proporción entre fotografías espontáneas y tradicionales se marcará según las necesidades de cada cliente. Creemos que las imágenes tradicionales y las modernas pueden combinarse con éxito.

Captar el espíritu de la celebración interfiriendo lo mínimo posible será una de nuestras prioridades, reflejando el sentimiento y la emoción del día.

Creemos que tenemos la obligación de esforzarnos para ayudar a que las cosas salgan bien, manteniendo los ojos bien abiertos y sin dejar de pensar, pues hay que tener en cuenta que los fotógrafos podemos alegrarte o arruinarte el día.

PREPARATIVOS...

        


CUIDAR LOS DETALLES...
La novia ha escogido su vestido porque le gusta cada uno de sus detalles, por eso es importante fotografiar los zapatos, diadema, vestido…

                                                                           

EMOCIONES...
Es muy importante ser capaz de reflejar cómo se siente un novio, novia…, además de su aspecto.
 

 

PRE-BODA, ¿POR QUÉ?...

Para que los novios obtengan los mejores resultados, creemos que es bueno establecer una relación con ellos antes del acontecimiento, mediante una sesión previa. Esta sesión nos ayudará a desarrollar la relación entre novios y fotógrafos, a demostrar que puede ser divertido, a inspirar  confianza en nosotros y en nuestras habilidades, y a lograr que comprendan nuestro estilo fotográfico.

 

EN LA CEREMONIA, LA DISCRECIÓN ES LA CLAVE...



Mientras los invitados charlan, tendremos la oportunidad de hacer retratos naturales. Y seguro que ellos prefieren eso a tener que posar frente a la cámara.


Los invitados están tan ocupados felicitando a la pareja y reuniéndose con los amigos, que lo último que desean es tener que posar para una fotografía formal. Estos retratos son muchos más divertidos y lo que hacemos es movernos entre los invitados y fotografiarlos. Los resultados son más alegres y divertidos.